pREsENtACIóN    dISCoGrAFíA    coLABoraCIOnes    eNTreVIsTA    pRENsA    iNIciO    bLOg    mAPa    pODCaST    cONTaCTO

J.J.G.Roy llega a Músicas a lo Lejos desde un "ambiente" electroacústico. Su bagaje experimental y su trabajo cotidiano con equipos de edición compleja aportan un perfil heterogéneo y lateral dentro de nuestra comunidad.

Con esta breve entrevista intentaremos un acercamiento a la obra y personalidad de J.J.G.Roy que sólo puede entenderse con la audición de la misma.




Músicas a lo lejos: ¿Por qué esa inclinación por la música experimental?

J.J.G.Roy: Porque me atrae el reto de la libertad sonora. No es que desprecie los rigores del contrapunto, sino que, ya puestos a entrar en un espacio tímbrico ilimitado, me parecía una buena opción abandonar también todo convencionalismo. De todos modos, no es una constante en mi carrera: Homini Parasitatio es un intento por acercar ambos mundos desde el punto de vista tonal.




Músicas a lo lejos: ¿Es agotador plantear cada obra radicalmente distinta a las demás?

J.J.G.Roy: En el fondo, las diferencias son una consecuencia de las herramientas usadas. En Anatomía del Ruido me centré en programas de edición musical orientada a objetos, por lo que el concepto es electroacústico e incluso acusmático, con piezas tejidas en la misma pantalla del ordenador sin necesidad de tocar instrumentos. Flecto, por el contrario, es producto casi en su totalidad de una serie de improvisaciones con sintetizadores modulares. Su sonido es opuesto, más oscuro y rugoso, y con un movimiento más orgánico. No me produce un desgaste personal componer desde ese punto de vista. Es, quizá, el propio acto de crear y buscar ese momento inspirado el que me provoca mayor agotamiento.




Músicas a lo lejos: Dominas un volumen importante de equipo y aplicaciones

J.J.G.Roy: Agradezco ese comentario porque revela que mi trabajo obtiene sus frutos, que pasan por ofrecer el mínimo número de posibilidades musicales suficiente como para no resultar aburrido. Y dicho esto he de admitir que no soy un vanguardista al que le interesa acumular material de última generación. Sólo soy un investigador que intenta aprovechar al máximo las posibilidades de su laboratorio. Incluso añadiré que gran parte de las aplicaciones con las que trabajo son gratuitas, como gratuitas son algunas de las descargas musicales que ofrezco desde Músicas a lo Lejos. Hay un momento para compartir y un momento para negociar. Ambos son compatibles y enriquecedores.




Músicas a lo lejos: No te prodigas en directo

J.J.G.Roy: Pues este tipo de música es prácticamente imposible llevarla al directo. Quizá fuera posible el concepto de Flecto, o mediante muestras grabadas, Homini Parasitatio, pero Anatomía del Ruido sólo puede disfrutarse mediante audiciones.

Es un aspecto en el que pienso bastante últimamente porque me apetece tocar frente a una audiencia real sin sacrificar la base de mi obra.




Músicas a lo lejos: ¿Hay muchas salas dispuestas a acoger un directo de estas características?

J.J.G.Roy: No lo sé.




Músicas a lo lejos: ¿Crees que hace falta más ayuda pública para consolidar el sector musical?

J.J.G.Roy: Las ayudas públicas deben estar destinadas a la educación y desarrollo de los músicos. Aquí no deberían regatearse los fondos. En una situación ideal, esas partidas públicas podrían servir para apuntalar el tejido industrial minoritario impidiendo su fracaso, pero yo creo que el mecenazgo sería más atractivo en una relación más estrecha con el autor y completamente libre de cargas fiscales. A veces no es necesaria una ayuda extra sino una gestión con sentido común que no provoque más inconvenientes que los habituales.




Músicas a lo lejos: Tras la experiencia tan opuesta entre Anatomía del Ruido y Flecto ¿con qué tipo de manipulación electrónica te ves más identificado?

J.J.G.Roy: Me considero más intérprete que mediador sonoro. Quiero ambos trabajos con igual intensidad pero de manera distinta. El primero es cerebral, reflexivo y distante, y el segundo es muscular, divertido y algo tosco. Ambos pueden ser ásperos e inquietantes, y también desamparados en cierta medida.

Tengo especial predilección por la síntesis modular. No me importa si es analógica o digital siempre que me permita acceder a mis ideas y presentarlas musicalmente con fidelidad.




Músicas a lo lejos: ¿Cuánto más equipo más contingencias?

J.J.G.Roy: Cierto. Y cuando crees que todas las conexiones son correctas, todas las configuraciones adecuadas y todo el estudio está interconectado, entonces olvidas dónde tenías almacenado un programa o simplemente aparece un mensaje de batería baja. A veces es frustrante, pero esto hay que evitarlo distinguiendo las jornadas técnicas de las creativas. Hay quien termina utilizando pocas máquinas, depositando su confianza en la parte del equipo que mejores sensaciones le transmite, pero yo soy incapaz de ello: necesito acercarme al límite de las capacidades del estudio por respeto a mí mismo y a los ingenieros y diseñadores de cada aparato o aplicación.




Músicas a lo lejos: ¿Sueñas con un escenario musical distinto al actual?

J.J.G.Roy: Precisamente en Valencia hay mucha actividad de músicas experimentales. Por otro lado, ésta ha sido siempre una tierra de músicos, y nuestra relación con la música es muy estrecha y particular.

Si te refieres a programas de radio, pues no sabría qué decir. La radio y toda esa cultura portátil están orientadas a la población adolescente para ocupar unos momentos de ocio determinados. Con las nuevas tecnologías y las nuevas inquietudes pienso que ese escenario musical ya se está produciendo.




Músicas a lo lejos: ¿Crees que la música experimental es emotiva?

J.J.G.Roy: Toda la música es emotiva cuando inviertes tiempo y conocimientos en interpretar tus emociones musicalmente. No podemos decir que la música pop es cursi porque hay ciertos grupos que han tenido éxito explotando comercialmente esa actitud como no podemos decir que la electroacústica y acusmática son frías porque algunos músicos producen un disco en el tiempo que tardan en mover un par de controles. No mezclemos a los tuercebotones con los músicos de oficio.




Músicas a lo lejos: Finalmente ¿cuál piensas que puede ser tu lugar en un proyecto como Músicas a lo Lejos?

J.J.G.Roy: De partida, lo que éste proyecto ha hecho por mí, desde el punto de vista humano, tiene un valor que difícilmente podré superarlo con mis aportaciones.

Hay que tener presente que Músicas a lo Lejos no es una comunidad musical, sino una comunidad de autores, por lo que los objetivos e interacciones personales son distintas a las que puedan tener un sello discográfico, una empresa de representación o una entidad organizadora de eventos. Es por eso por lo que estoy orgulloso de participar y por lo que he aprendido más cosas que las que pueda aportar.

Además, desde que concluí el proyecto Gaussian no he vuelto a estar integrado en un grupo de autores con una organización y unos objetivos interesantes. Creo que es el momento adecuado.




[Octubre, 2012]




¿QUIENES SOMOS?    MAPA    INICIO    PODCAST    AVISO LEGAL    CONDICIONES DE USO    CONTACTO