PRESENTACION    DISCOGRAFIA    BIOGRAFIA    ENTREVISTA    EQUIPO    BLOG    MAPA    INICIO    PODCAST    CONTACTO

Entrevista

Apasionado de la música en todos sus géneros, se ve influenciado a muy temprana edad por la electrónica y las nuevas tecnologías aplicadas a la música, algo que le perseguirá para siempre y que lejos de abandonar desarrollará con entusiasmo y dedicación hasta hoy.

Mindglide, como su nombre quiere transmitir, es una serie continuada de sensaciones y estados mentales enlazados suavemente, un fluctuar continuo de sensaciones placenteras que aparecen gracias a la música que siempre le acompaña en su imaginación y que liga a la parte mas profunda, contemplativa y reflexiva de su vida y del entorno que le rodea.

Una filosofía que quiere hacer extensiva a los demás planteándola como un ejercicio para una mente libre y predispuesta sobre todo a imaginar, recreando sensaciones que surgen desde lo más profundo e intimo a lo más cotidiano, pero guiadas siempre con el poder evocador que ejerce la música sobre nosotros.

Así nos resumía su iniciación y el aliciente que supone para él, el proyecto artístico tras el que ya hace ya algunos años, nos confiesa, oculta su anterior y mas superficial percepción de las cosas y que de forma renovada sustituye como un paso adelante en el compromiso por el crecimiento interior, acercamiento a su código genético y naturaleza oculta, y  al que le dedica sobre todo y como él, de forma intimista bien dice: «todo el tiempo desperdiciado en cosas que nunca supo resolver».

Pero lejos de enrevesados estados mentales y subjetividades propias de estados irreales, su personalidad pisa fuerte y estable en todos los terrenos de la vida y así lo demuestra en su constancia y trabajo diario. Es posible incluso que este artista no transmita verdaderamente lo que lleva dentro, mostrándose mas bien indiferente o reservado ante los demás cuando se trata de profundizar en las cosas que más tiempo le ocupan, algo que nos desconcierta, pero que a la vez demuestra que no necesita nada más que lo que siente para luchar por su causa, su pasión por crear.

Aunque se muestra estudioso de la música y sus formas en todos los estilos, él piensa que no necesariamente su música debiera cumplir o resolverse a través de las formulas de lo preestablecido, y elementos como la improvisación, la interacción con la tecnología, el tratamiento de la tímbrica y la investigación persiguiendo fines creativos, deben formar parte del mensaje final, asumiendo que son elementos ineludibles para el músico moderno, de los cuales se debe nutrir  y que por fuerza conducen a crear nuevas ideas y planteamientos de trabajo.
Escuchémosle:




Músicas a lo lejos: ¿En qué elementos basas la creación de tu música?

Mindglide: Siempre existen varios motivos por los que me lanzo a componer, y por los que decido ponerme manos  a la obra, pero en la mayoría de los casos los más comunes y que más se repiten, son dos los que considero mas importantes y me llevan a enlazar una serie de ideas que pueden definir mejor la forma de lo que será mi nuevo trabajo. Estos motivos son, por una parte, los técnicos, y por otra, los emocionales. Trato de igualar la balanza entre lo que puede resultar más rígido o experimental, lo que esta más sujeto al trabajo metódico y de más difícil comprensión con lo más emocional. En la parte técnica trato de reunir todos los adelantos que han resultado del trabajo por experimentación, búsqueda y programación; todo lo que considero que añade un grado de innovación respecto a mi trabajo anterior es motivo suficiente para trabajarlo y desarrollarlo bajo una forma estructural, de manera que encajen mejor en el concepto general de la obra. Algunas de las piezas siguen básicamente este proceso.

Los de inspiración mas emotiva, casi siempre se repite y se acentúa en todo aquello que me produce sensación de grandeza y profundidad, pero que a la vez me hacen sentir más pequeño o más insignificante, si se me permite la expresión, todo lo que queda lejos del control humano y que sólo decide el paso del tiempo, me produce una sensación de inmensidad y respeto enorme, todo esto se refleja muy claramente en la naturaleza y sus procesos de creación y devastación, sus orígenes y su lento proceso a través del tiempo que cambia continuamente la forma en que la percibimos. Uno de los momentos mas recientes y que mejor me transmitió esa emoción ocurrió en una de las visitas al interior de una gran cueva, aquí en mi tierra, donde las formas, la luz tenue y el paso del tiempo reflejado en cada rincón, me transporto en el tiempo, sentí que al salir de allí todo permanecería tal y como estaba hace millones de años. A menudo pienso en estas cosas y me recreo en las sensaciones que me producen.

También el mar, los océanos, en general la presencia del agua cubriendo grandes extensiones, evoca en mí la sensación de vida. Tengo la suerte de vivir cerca del mar, el cual ejerce gran influencia en mí, y sólo por el mero hecho de contemplarlo me transporta a otro plano; para mí es el medio que mejor transmite la fuerza de los elementos naturales, grandioso y cambiante en cortos espacios de tiempo; necesito estar cerca de él.

El universo ha sido fuente inagotable de inspiración no sólo para artistas; sabemos que pertenecemos a él, y en él están nuestros orígenes y las respuestas a nuestra existencia. Mirándolo descubrimos el pasado y hacia dónde viajamos; incluso cómo será el fin de nuestros días. Pero su mensaje es recordarnos lo insignificantes que somos y sobre todo mostrarse ante nosotros como el escenario de la creación y en respuesta a la eterna duda existencial que el hombre siempre se ha planteado.

En estudios sobre el cerebro humano, su formación, etc. se han encontrado ciertas similitudes con patrones y jerarquías que rigen el universo, ¡apasionante!




Músicas a lo lejos: Tienes un sonido muy característico, ¿es premeditado o forma parte del concepto de cada trabajo?

Mindglide: Bien, el sonido es muy importante para transmitir la sensación que pretendo en el oyente. Esto, una vez más ha sido un proceso largo de búsqueda y tratamiento en el que juegan un papel importante, por supuesto, la tecnología, pero también la sensación acústica que se pretende evocar en el momento de la escucha.

En cualquiera de los casos todo se resume a una fórmula en la que te sientes verdaderamente cómodo y en la que parece que todo lo que sometes a ese filtro o tratamiento acaba sonando como tú quieres. Cuando empiezas a procesar las señales descubres como todo adquiere una dimensión diferente; incluso consigues homogeneizar y fundir todo lo que en principio podría parecer que escapa a la mezcla final: frecuencias, timbres, etc.

También le doy mucha importancia a la fase de mezcla donde puedo conseguir mayor dinamismo en el procesado final con efectos, unas veces es paralelo a la composición y otras un trabajo añadido a la mezcla final según en el momento en el que surjan las ideas. He adquirido recientemente un controlador de 24 pistas y envíos auxiliares a los efectos completamente automatizables que me hace muy cómodo este trabajo  y que me permite disfrutar aún más de esta fase. Muchos de los pasajes y transiciones ambientales que ocurren en el disco son producto de esta técnica; es algo similar a una “pre-mezcla” pero llevado a una dimensión mayor, en la que manipulas pistas completas o incluso cualquier dato de controlador que modifique el sonido en tiempo real.

En lo que respecta a las fuentes de sonido trato de alternar entre analógicas y digitales, aunque no por eso mantengo especial predilección por alguna de ellas.




Músicas a lo lejos: ¿Eres dependiente de la tecnología o llegarías a grabar un disco con otra clase de instrumentación?

Mindglide: Sí, como ya he dicho antes, me inspira en gran medida la tecnología y el proceso en sí de búsqueda y experimentación, cualquier cosa que ocurre en la naturaleza es susceptible de interpretarla como un instrumento; la tímbrica es pura física, y la física es pura naturaleza, así que no sólo los instrumentos clásicos pueden aportar o ser complemento de la música electrónica. Recoger muestras y grabaciones del entorno es un trabajo que tengo pendiente y espero desarrollar.
Entiendo que fusionar instrumentos acústicos pueda parecer más complicado a primera vista, así que no podría dejar de procesarlos para poder incluirlos en mis composiciones; incluso un piano no podría dejar de tener una simple reverb que lo hiciera sonar lejano y más nostálgico.

Cualquier colaboración por parte de terceros la recibiría con gusto, siempre que hubiese una complicidad por mantener la magia que ofrece la electrónica




Músicas a lo lejos: ¿Crees que es importante renovar el estudio periódicamente para estar a la última en cuanto a sonido y prestaciones musicales o tienes un equipo con el que te encuentras cómodo trabajando?

Mindglide: Pienso que las máquinas hay que conocerlas a fondo para sacarles el máximo partido, y al margen de las posibilidades o prestaciones que te pueda ofrecer cada instrumento, hay que prestar especial atención al sonido que, por su arquitectura, es capaz de generar. Esto va ha ser definitivo en transmitir tu personalidad a la hora de hacer música; el resto es simplemente ergonomía y adaptarte a tu propia forma de trabajo. Yo personalmente apuesto por el control, es decir, cuando grabo alguna secuencia, intento sacarle la máxima expresividad o intentar producir el máximo de variantes posibles, y aquí es cuando necesito el máximo de control sobre todos los parámetros que puedan alterar el resultado original; puedo tratarla con sutileza o simplemente destrozarla.




Músicas a lo lejos: ¿Qué intentas reflejar con tu música?

Mindglide: Me gusta transmitir con la música sensaciones de especialidad. “Profundidad” sería la sensación mas generalizada; que te conduzcan a imaginar grandes espacios abiertos  con motivos muy lejanos en la distancia, y crear un estado en el oyente contemplativo y de absoluta inactividad que mantenga la conexión con la parte más interior de cada uno. Me resulta agradable contemplar las cosas que permanecen siempre muy lejanas, que te hagan sentir inalcanzables, eso me hace poner a trabajar la imaginación y mantiene un halo de misterio y utopía en las cosas. Creo que esta sensación compatibiliza muy bien con las posibilidades que ofrecen los sintetizadores, su mecánica creativa y el poder evocador de los sonidos electrónicos.

Además de todo esto, recuperar las sensaciones que siempre obtuvimos y que mantenemos en nuestra memoria cuando escuchábamos la música mucho antes de decidirnos a crearla, es una necesidad constante que me lleva siempre a un proceso de búsqueda continua y a reunir los elementos que luego definan mejor esas sensaciones.



Músicas a lo lejos: ¿De dónde nace esta forma de expresión a través de la música electrónica y como fueron tus comienzos e influencias?

Mindglide: Yo nací en el 70; y a la temprana edad de 10 años ya escuchaba mucha música, la mayoría de ella muy fácil de digerir, pero toda ella muy dentro del contexto de la electrónica. Fue entonces cuando un profesor mío de escuela me vio muy dedicado a todo esto y me propuso escuchar cosas anteriores en el tiempo y en las que incluso la electrónica tenia mayor presencia. Una época que yo desconocía entonces por ser anterior a mis orígenes y que gracias a él descubrí.

Pero sobre todo lo que más me cautivó fue el concepto y el papel que la electrónica ya desempeñaba en aquella época, un papel de protagonismo absoluto pese a la escasez de medios y la dificultad, que más tarde entendí, suponía hacer este tipo de música. El concepto resultaba enteramente transgresor, temas improvisados que duraban 30 minutos y te hacían entrar en una especie de trance que te iba envolviendo más y más a medida que avanzaba el tema, era la sensación progresiva que se estaba desarrollando en ese tiempo y que muchos grupos de rock de la época adoptaron en sus composiciones, pero aplicado a la electrónica y con un concepto más envolvente e inclusive más hipnótico.

Cada pieza se convertía en un viaje, planeando por cualquier sitio que te apeteciese imaginar. Esta es la esencia que me trasmitió todo aquello y que me influenció durante largos años de escucha. Hoy me gusta seguir recordándolo y manteniéndolo en mis trabajos.




Músicas a lo lejos: ¿en qué posición te ves y qué futuro te espera a ti y músicos como tú?

Mindglide: Somos conscientes que la repercusión de nuestra música es mínima, por lo que pretendemos hacer un trabajo de divulgación paralelo a través de nuestra página web y el proyecto que nos reúne Músicas a lo Lejos; incluso ofrecer información y cualquier otro tipo de servicio que pueda interesar a los que comparten esta dedicación y en general el interés por la música electrónica.

No volveremos a vivir la edad de oro que vivió la música en la década de los 70, así que el hecho de no poder ganar dinero con mi música no va a evitar que sigamos dedicados a ella. De una forma u otra, debemos tener la iniciativa por mantener una presencia que nos posicione dentro del panorama actual.

La cultura musical que vivió la juventud hace dos décadas estaba más presente en la calle, en los hábitos y costumbres de los adolescentes; todos estábamos más preocupados por conocer y descubrir nuevos estilos y devorábamos gran cantidad de música; no se nos escapaba nada, y gracias a todo esto desarrollamos una cultura musical importante. No digo que esto no siga sucediendo, pero menos en la gente joven que está más pendiente de productos de marketing. En este sentido nos quedamos a un lado y sólo nos queda trabajar para nosotros mismos.

El arte siempre será una forma de expresión; necesitamos exteriorizar, y aunque nos empeñemos en hacer de él un negocio, la esencia de la propia obra que un día concibió el artista, nunca persiguió o no debió perseguir tal interés; por eso la necesidad y el impulso de crear siempre estará presente y terminará materializándose en nuevos trabajos. La industria sólo fue un filtro para dar a conocer a los demás lo que cumplía con las modas. Nuestros trabajos y el de cualquier artista que elude la industria tendrán que ver la luz de una forma u otra. Este es el trabajo añadido al que el autor independiente debe estar comprometido si quiere dar a conocer su obra.

¿Qué sentido tiene si no que tantos autores  cedan su obra de forma gratuita a través de la red o incluso el auge de redes sociales más orientadas a temas artísticos como Myspace?

Si me permites una última reflexión, te diré que: en estos tiempos la gente tiene que tomar conciencia en desarrollar más y mejor su propio criterio que le lleve a acercarse más al artista independiente y hacer una valoración más personal de todo lo que acontece en la red.

La red ha traído cosas buenas y malas; nosotros sin más, hemos ganado un sitio en el que poder mostrarnos al resto del mundo, algo que debemos asumir como un trabajo más.




Músicas a lo lejos: ¿qué nivel de percepción, o qué condiciones en general exigen del oyente este tipo de música?

Mindglide: La interpretación de la música en general te exige conocimiento y cierto grado de atención. Escuchar la música de forma superflua no te lleva a disfrutar plenamente de ella. Mi actitud en este sentido siempre ha sido buscar y percibir el detalle. A medida que he sido más conocedor de la tecnología, mi curiosidad por examinar el trabajo de otros a crecido; esto ha sido decisivo, aunque evidentemente no le puedes pedir a la gente que desarrolle conocimientos técnicos para poder disfrutar de tu trabajo. En contrapunto podría decirte que he escuchado cosas que técnicamente tienen un nivel de complejidad elevadísimo pero que no consiguen comunicar nada más que eso.

Es muy común ver cómo la gente escucha Ambient de fondo mientras su atención esta puesta en cualquier otra cosa. Yo creo que esto es un error, y por supuesto no ayuda a ejercitar la concentración que exige el acto de escuchar música.

Es preciso tener predisposición a crear un clima que te sumerja en la escucha, crear un entorno cómodo y relajante, un nivel de luz adecuado, posicionarse frente a los altavoces ajustando un nivel más bien alto y disponer de un sistema que te garantice una fidelidad en el sonido. Son preliminares imprescindibles.

Escuchar música ha de convertirse en un ritual que te garantice o te acerque lo más posible a la exactitud de lo que allí esta pasando. Agudizar los sentidos y disponerse a encontrar nuevas sensaciones son un ejercicio que te llevara descubrir cosas nuevas en cada escucha.




Músicas a lo lejos: En 2007 te lanzas a grabar tu primer disco down the light; háblanos de tus sensaciones y cuáles fueron las pautas y metodología inicial para este primer trabajo tuyo.

Mindglide: down the ligth surgió como una necesidad de transmitir lo más íntimo. Fue un impulso que me mantuvo extrañamente enajenado durante todo el proceso, y me hizo descubrir sensaciones muy positivas a lo largo de su ejecución en todas sus fases. La idea principal fue desarrollar el máximo de ideas posibles en el menor tiempo e intentar evitar así el perderse en lo técnico sin que ello supusiese una pérdida de la inspiración y de las sensaciones. Para ello simplifique al máximo el equipo y herramientas con las que trabajar y recurrí a una pauta idéntica y de igual desarrollo para todas las secuencias por separado. Esto me ayudo a conseguir y mantener bien una coherencia en todas las ideas que iban surgiendo. Este primer estadio delimitó la primera fase de la composición en la que todo giraba en torno a la obtención del máximo material posible con el que poder vislumbrar lo que prometía ser el trabajo al completo. Como digo esta primera fase y de mayor importancia calculo que me llevaría alrededor de 3 meses de trabajo intensivo, y en su mayoría fue un proceso instintivo y lleno de emociones y buenas sensaciones; trataba de hacer todo lo que se me pasaba por la cabeza en momentos de verdadera proyección creativa, abstraído por completo y sin control sobre la noción del tiempo.




Músicas a lo lejos: retrospectivamente ¿hubieras añadido o suprimido algo?

Mindglide: Bueno, suprimir creo que suprimí suficientes cosas durante el proceso de ordenar y seleccionar todas las ideas. Siempre que termino y le doy forma a una idea pienso que dejé otras muchas al margen evitando precisamente la incoherencia o el sobreexceso que puede suponer aportar más soluciones de las que realmente son necesarias. Esto es algo que debo corregir y soy consciente, pues me crea indecisión y me hace difícil una elección más objetiva donde no interfieran actitudes como el perfeccionismo o redundar siempre en las mismas formulas. En cualquier caso intento almacenar todo tipo de ideas producto del momento pese a que resulten inconexas, y en muchas ocasiones he rescatado algunas de ellas para volver a recrear las sensaciones del momento. Muchas de ellas fueron creadas de forma tan rápida e instintiva que pasado el tiempo vuelven a sonarte frescas y llenas de posibilidades.

Si tuviera que añadir algo, podría ser una pequeña aportación o colaboración de terceros, ideas sencillas producto de una puesta en común o complicidad. Creo muy enriquecedor escuchar y atender a las pequeñas ideas de otros músicos que hacen activar las tuyas propias, por eso cuando nos reunimos en el estudio a escuchar nuestros trabajos mantengo la curiosidad por las formas y procesos de todo aquello que están desarrollando los demás, a lo que por supuesto contribuyo de la misma forma.




Músicas a lo lejos: ¿Qué retos planteo la conclusión de tu primera obra y cuales  has podido cumplir?

Mindglide: Casi en el momento de finalizar decidí que debería trabajar sobre alguna pieza de larga duración que me hiciera pensar en un nuevo concepto estructural, incluso apoyándome en todo el material extra que había generado hasta el momento. Un año más tarde concluí mi segundo disco Radiance soundscapes basado en dos piezas de larga duración y trabajando ambientes más densos y con estructuras un tanto más progresivas. Las sensaciones de este segundo trabajo, pese a que rescaté mucho material desechado de mi primer disco, fueron francamente buenas, enlazando ideas anteriores con nuevos desarrollos y elementos que trabajé expresamente para cerrar y darle coherencia a todo el conjunto.

Aunque hay más retos que espero emprender cuando llegue el momento, supongo que cualquier cosa que implique colaboración e intercambio puede llamar mi atención.

Sin embargo en lo técnico me asaltan más y nuevos retos, como explorar al máximo las posibilidades que nos sigue ofreciendo la tecnología, y haciendo de esto el único motivo del trabajo, sin perseguir mayor objetivo que descubrir y dejar plasmados en una obra esos descubrimientos, algo que ya ocurre en mi planteamiento habitual de trabajo.

Pero sobre todo el reto principal que ha surgido a raíz de este mi primer trabajo, ha sido crear el entorno artístico que sirva como plataforma para acoger y reunir trabajos de otros autores: un entorno mediático y personalizado que facilite dar a conocer y exponer en lo sucesivo las trayectorias artísticas en evolución de otros autores con tendencias similares y que no terminan de darse a conocer por falta de medios o incluso en ocasiones por indiferencia del propio autor.




Músicas a lo lejos: Para terminar, háblanos de este proyecto que os reúne.

Mindglide: Para resumir al máximo la idea de nuestro proyecto, quisiera aclarar que es un espacio cedido a cualquiera que reúna las condiciones del artista creativo y con ganas de mostrarse, incluso si así lo cree, ofrecer su obra a los demás. Un artista, que no necesariamente ha de ser músico, sino que en su disciplina artística pueda encontrar un punto de encuentro donde enriquecerse gracias a otras formas artísticas como pueden ser la música, la pintura, la fotografía e incluso la literatura.
Creo que es una propuesta interesante porque abarca horizontes muy amplios y cualquier propuesta que fusione elementos tiene cabida. Nosotros hemos arrancado con una aportación significativa dentro de la música en un estilo muy concreto que creemos puede empatizar muy bien y provocar lo que podría ser una completa puesta en escena audiovisual. Podríamos resumir así el objetivo y éxito del proyecto.




Paralelamente queremos mostrar la trayectoria de cada autor y su actividad en lo que a su carrera respecta, de forma que la página web suponga un aliciente para mostrar los nuevos proyectos e incluso una puesta en común con valoraciones y críticas sobre los nuevos trabajos terminados o en vías de desarrollo. Para este fin y desde la web habilitamos un blog a disposición de todos pero con el privilegio de acceso interno para los integrantes; y para una puesta en común más amplia incluso de temática y contenidos más genéricos, creamos un grupo en Facebook con el mismo nombre.

Hemos conocido las inquietudes, percepciones y algunos de los aspectos más íntimos con los que este autor afronta su trabajo diario. Cerrando nuestra primera entrevista, nos transmitió la importancia de la dedicación a diario y la persecución de metas que implican  llevar adelante, no sólo el proyecto en común con otros artistas, sino el suyo personal.

Algo a lo que, sin duda, le seguiremos prestando atención en favor de seguir descubriendo en este autor su propia filosofía interior y aportación a la música electrónica.




[Enero, 2012]




¿QUIENES SOMOS?    MAPA    INICIO    BLOG    PODCAST    AVISO LEGAL    CONDICIONES DE USO    CONTACTO